Connect with us

Columnas

De Gerentes bancarios y opiniones erráticas

Published

on

El primero de Febrero el Gerente del Banco Nacional, Rolando De León, emitió los comentarios sobre las criptomonedas por medio de una nota del medio La estrella de Panamá, su uso y regulación, en Panamá. En esta pieza, tengo a bien de responderle por este medio, Señor Gerente, la ignorancia supina que destila al haber hecho temerarias e infundadas aseveraciones sobre el Bitcoin y las criptomonedas en general. A lo largo de esta columna iré respondiendo, declaración por declaración, sus erróneas consideraciones, a fin de poder dejarle claro ciertos aspectos legales que, con un poco de consultoría, le hubieran evitado haber hecho tales declaraciones que, nuestro querido país y que usted , aunado a mis queridos lectores, puedan clarificar ciertas nociones sobre un posible marco regulatorio; dicho instrumento es imprescindible, aclaro desde ya, puesto que debe, el mismo, ser diseñado para todos los posibles consumidores e inversores que se aventuren a seguir en este nuevo capítulo en la historia de las transferencias de riquezas.

Tenemos, entonces, el siguiente compendio de las declaraciones dadas por este individuo, a saber:

“No existe ninguna regulación” y “Hay la novedad y fascinación con las criptomonedas, pero no se lo recomiendo a nadie, no existen en Panamá parámetros de responsabilidad, es mejor que esperemos un poco’’

Antes que nada, no es necesariamente algo malo tener un negocio no regulado o con poca regulación. En el derecho encontramos un aforismo en el que reza lo siguiente: Lo que no está prohibido, está permitido. Como mencionaba en el párrafo anterior, las criptomonedas en el 2013 ya se encontraban circulando en nuestra querida República, esto debido a que emprendedores del Bitcoin y criptomonedas vieron truncadas sus operaciones en países del hemisferio norte y vieron en nuestra querida patria una oportunidad. Oportunidad respaldada por nuestra libre circulación monetaria, disposición contenida en nuestro artículo 262 de la Constitución nacional.Esta disposición evitó que Panamá en su época republicana haya sido libre de crisis monetarias como las de Chile, Perú y Venezuela. Lo que hace a este negocio requerir solamente una regulación encaminada a dar beneficios(burocráticos y fiscales) a empresas que realicen esta actividad y modificar la ley de protección al consumidor (LEY ACODECO) con el fin de reglamentar protecciones al consumidor en esta materia; también la regulación penal es un menester en donde los fraudes deben ser tipificados. Pero adivine, para fiscalizar todo esto, Panamá necesita innovar en su infraestructura institucional y avanzar con el Blockchain. Todo esto para atraer nuevas inversiones y crear empleos.

Además, lo realmente neófito de su declaración, es que la Ley 23 de abril de 2015, en su artículo 22, acápite G, menciona taxativamente a las empresas de medios de pagos y dinero electrónico como sujetos financieros obligados. El problema es que no se han tomado medidas específicas ni en acuerdos o en los artículos siguientes de la citada ley para hacer los controles de debida diligencia. Sin embargo, la regulación queda parca debido a que en los siguientes artículos no se regulan los procesos específicos para los controles de capital ya que la norma está pensada para controles de activos en un sistema tradicional y centralizado (obsoleto) como lo es el servicio de la banca.

Por último, es un aspecto consuetudinario en el mundo de los activos financieros el hecho de que, al aceptar transaccionar con un activo, se asumen riesgos, por lo que dicho desconocimiento en la materia deja mucho que desear a alguien con un perfil financiero y/o bancario. Si concurren los elementos de un contrato de venta, regulados en el código civil, no debe haber ningún precepto del estado hacia dicha relación.

“Debemos ser cautelosos, hay que recordar la crisis en el 2000 de las puntocom y en 2008 de las hipotecas tóxicas, hay que ser muy cauteloso”

Le recomiendo ver un documental muy laureado en Netflix llamado ‘’Banking on bitcoin’’ en donde uno de los aspectos iniciales que abordan en este documental es cómo el Bitcoin, allá por la era de la crisis, surgió casi inmediatamente después de la explosión de la burbuja inmobiliaria, como una opción segura, rápida y descentralizada para poder transferir activos digitales sin la supervisión estatal inherente al sistema fiduciario. Rompiendo así fronteras.

No olvidemos también el papel de la reserva federal en emitir bonos que financiaban, a su vez, proyectos que estaban garantizados por las nefastas ‘’Sub prime’’ y que además varias agencias de riesgo y calificación estatales dieron nota a varios de estos préstamos hipotecarios y a otros préstamos que no contenían. O sea, la excesiva intervención estatal fue la causa en gran parte de la crisis del ’08 ¿De veras son tan buenas las regulaciones excesivas? No lo creo.

Concluyendo…

Su negocio, Gerente Rolando, es el Taxi y las criptomonedas Über. El no necesitar un tercero llámese banco o casa de valores para poder transferir riquezas es la revolución dentro de la revolución digital. Sí. Hay mucho que aprender y demasiado territorio virgen, pero cuando uno puede informarse y decide, con su investidura como gerente de la institución financiera más grande del país, desinformar a la gente y con ello frenar a que la comunidad financiera panameña sea proclive a desarrollar aversión a estos activos, que siguen revolucionando nuestras vidas; cuya repercusión en la realidad es innegable e inmutable.

Si aún así decide no querer consultar e ir hacia la innovación, encarecidamente le insto a que se reserve sus comentarios en esta materia. Además, procure poner orden en su propia casa, ya que el Banco Nacional en varios servicios deja mucho que desear. Empezando por la falta de cajeros y una burocracia asfixiante.

 

 

 

Advertisement

Lo más popular