Connect with us

Columnas

La educación en Panamá

Published

on

El tema de la educación en Panamá preocupa a un gran sector de la población, específicamente a la mayoría de la clase media y un gran porcentaje de la clase más humilde. Estos grupos se enfrentan a una cruda realidad: vivir con sus finanzas al límite para matricular a sus hijos en una escuela particular o enviarlos a una escuela oficial y esperar lo mejor.

Y es que en Panamá ya es un lujo tener una educación de calidad ya que el Estado, bajo la administración de todos los gobiernos de turno, ha dejado de lado la educación para destinar fondos a fines menos sociales, como incrementar los patrimonios de los gobernantes y sus allegados políticos, pero ese es otro tema.

No es rareza hoy en día que, para matricular a los niños en una escuela con buen nivel académico, las matrículas estén por el orden de los miles de dólares y que las mensualidades no bajen de $200 y ni hablar de las famosas “donaciones” que cobran estos centros educativos. Con estos números, la oferta académica estatal parece cada vez más una buena opción.

Ahora, ¿qué tan mala es la educación pública en Panamá? Para esto debemos retroceder hasta el año 2009 cuando Panamá aplicó por última vez a las pruebas PISA que miden las capacidades de estudiantes de 15 años en las áreas de matemáticas, ciencias y lectura compresiva. El resultado fue tan desastroso que la entonces ministra de educación decidió retirar a Panamá de estas pruebas por lo que no sabemos cuál es nuestra condición actual en comparación con hace 8 años. El próximo año, nuestros estudiantes participarán de estas pruebas por lo que tendremos nuevos datos para evaluarnos y, casi con seguridad, espantarnos.

La educación es un tema que debe preocuparnos a todos como sociedad ya que es la única herramienta que tenemos para mejorar la mayoría de los problemas que nos aquejan (salud, económicos, políticos y otros). Desde los padres que deben desear mejores oportunidades para sus hijos hasta los mismos estudiantes que deben exigir a las fuerzas que intervienen en la elaboración del curriculum académico que este vaya acorde a la realidad del mundo en el que ellos tendrán que vivir. Desde la empresa privada, cuya mano de obra provendrá de este semillero, hasta el Estado que es responsable de educar adecuadamente a los ciudadanos que llevarán a este país hacia un mejor rumbo siempre y cuando cuenten con las herramientas adecuadas.

Velemos todos porque la educación en Panamá vaya mejorando hasta alcanzar el nivel que permita que la brecha entre los que pueden pagar una educación privada y los que solo puedan optar por una educación estatal se disminuya al punto que no haya diferencia entre una escuela y otra.

 

Ingeniero Electromecánico y colaborador de ClaraMENTE con su columnas Jueves de Razón.

Advertisement
49 Comments

Leave a Reply

Lo más popular