Connect with us

Columnas

La Acera: Las expresiones de amor en tiempos panameños.

Published

on

Foto: (ClaraMENTE/Mauricio Valenzuela)

Hace unos días los temas más hot del panameño eran Irma, el temblor en México, la cantidad absurda de ausencias de la diputada Levy, el apagón en el Aeropuerto de Tocumen y la relación entre el PRD y el narcotráfico (otra vez), uno diría que el país volvió a la incongruente paz que solemos tener, las personas volvieron a ocuparse solo de lo que sucede dentro de su casa, y en algunos casos…en la del vecino. Todo era risas hasta que abrieron sus Facebook y vieron la horrible escena sacada de los thriller de terror más taquilleros de la historia humana, la foto de las dos estudiantes del Instituto Justo Arosemena (IJA) besándose, en donde una le pedía a la otra que fuera su novia, y como es normal, lo justo y necesario era suspenderlas por una semana ¡No vaya a ser que la vea un niño y quede rarito!

Como es de esperarse, salieron todas las señoras católicas (véase meme) a repudiar el hecho tan degenerado que cometían aquellas insolentes jóvenes, pero no fueron las únicas en arremeter contra las estudiantes, los hermanos y hermanas salieron pregonando la cantaleta de hace meses, la fantasma ideología de género. ¿Cómo puede ser posible que dos chicas se quieran? Esto debe ser culpa del chamuco o en un plano lógico, del corazón, porque oye… uno no elige a quien amar ¿ o sí?

Recuerdo mis tiempos mozos de bachillerato, cuando estudiaba en una escuela pública de San Miguelito, la cultura popular de una vez le advierte que puede encontrar de todo en estos colegios. Recuerdo como estudiantes esperaban el diablo rojo La Daryelis para irse a sus casas, acompañadas de las mejores plenas del momento, meneando su cuerpo al ritmo de la música mientras que el chofer las veía por el retrovisor y el pavo se dejaba las cuerdas vocales gritando la ruta para demostrarles a todas las inocentes jóvenes que si tenía poder en la voz, imagínense lo demás. O de una forma más sencilla, la típica pareja de tortolitos que se esperan a la entrada, recreo y salida para darse buenos besos cargados de amor.

Panamá y sus cosas son lo que la vuelve única, nos decimos a nosotros mismo que no somos homofóbicos, porque una fobia es tener miedo…y no les tenemos miedo, solamente los odiamos. De nada le sirve a muchos decir que están en contra del bullying o de la discriminación, si en la práctica se vuelven parte del ente discriminador.

No hace falta el que piensa que se las sabe toda y en un intento del uso de la retórica, expresa que lo malo no es la manifestación de amor, sino el uso del uniforme. Por favor, le invito a que haga memoria de todo lo que usted hizo o vió durante su tiempo de estudiante y su argumento no tiene peso, así que no trate a los demás de ingenuo como para creerse semejante excusa rebuscada.

Como dice la gente de barrio, quienes nos dan su sabiduría y aportan a la cultura nacional “no joda y sea feliz”

Advertisement

Lo más popular